riad belle epoque marrakech

hotel riad en marrakech

RESERVAS ONLINE

 

La Ciudad de Marrakech.

Una de las ventajas más sobresalientes del Riad de la Belle Epoque es su ubicación, en pleno centro de la ciudad de Marrakech, conocido como la Medina

Marrakech con su extenso palmeral y las cumbres nevadas de la cordillera del Atlas ha ostentado el título honorífico de capital africana del turismo internacional en diferentes épocas. Personajes célebres y familias de la nobleza europea se han visto cautivados por la magia y el misterio de la medina más grande del Magreb con sus 600 hectáreas.

Medina, centro Marrakech

A este liderazgo turístico también ha contribuido el hecho de que su medina fuera declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985, lo que asegura la conservación de su riqueza arquitectónica. Esta garantía atrajo a inversores extranjeros que decidieron invertir en las elegantes casas tradicionales para reconvertirlas en hoteles o utilizarlas como segunda residencia.

Marrakech es el principal destino turístico de Marruecos y ofrece innumerables atracciones y actividades de ocio, que podrá disfrutar alojándose en nuestro hotel en la Medina, en pleno centro de Marrakech (Marruecos). He aquí un resumen de algunas de las mejores cosas que se pueden hacer durante unas vacaciones en le Ciudad Ocre:

Riad centro MarrakechLa ciudad está situada a la misma distancia del Océano Atlántico que del gran desierto del Sáhara. La situación geográfica de la ciudad es N 31º 37 W 7º 36, 490 m sobre el nivel del mar. Los bereberes la llaman “Temrakesh” y los árabes “Merrakesh-el-Hamra” que significa Marrakech, la roja.

Marrakech se encuentra situada a 598 km de Tánger, a 467 km de Meknes, a 483 km de Fez, a 176 km de Essaouira y a 321 km de Rabat. Es una ciudad de interior situada en el centro oeste del país, a unos 180 km de la costa atlántica. Limita al este con la cordillera del Gran Atlas y al sudeste con el valle de Ourika.

Atracciones Principales.

Alojándose en nuestro riad en el centro de Marrakech, concretamente en la Medina, podrá disfrutar de las diferentes atracciones que le ofrece la ciudad.

Jemaa-el-Fna

Plaza Jemaa-el-Fna - Medina MarrakechLa gran plaza de Jemaa-el-Fna es el centro de la vida de la medina tanto por el día, como por la noche. Durante el día, es un mercado y lugar de reunión con puestos en los que se venden naranjas, frutos secos y otros productos típicos.

A partir de la hora del almuerzo, la plaza comienza a llenarse de artistas que comparten el espacio con los vendedores, aunque es realmente al anochecer cuando el lugar cobra vida. A las 17.00, el traqueteo de las carretas anuncia la llegada de los puestos de comida, en los que se preparan todo tipo de platos de verduras, carnes y pescados. A las 21.00, la plaza está repleta de artistas de todo tipo, desde encantadores de serpientes, cantantes y músicos hasta contadores de cuentos y acróbatas. Los faquires y los curanderos se unen al espectáculo ofreciendo pócimas curativas para cualquier dolencia o mal imaginable.

El público es mayoritariamente marroquí; este no es sólo un espectáculo para turistas, sino que es una experiencia que permite ser testigo de una parte de la vida de la ciudad que ha cambiado poco desde los tiempos medievales.

Jemaa-el-Fna está rodeada de cafeterías y restaurantes ideales para escapar del bullicio y relajarse con un té de menta, un café o un ligero almuerzo. Café Argana, Café de France y Café Glacier son tres cafeterías con mesas en la terraza y vistas maravillosas.

Jardín Majorelle y Museo de Arte Islámico

Jardín botánico centro MarrakechEste jardín botánico, propiedad del diseñador de moda Yves Saint Laurent, fue creado en la década de 1920 por los artistas franceses Jacques y Louis Majorelle.

Rodeados de murallas, los bellos jardines, las piscinas, los cactus gigantes, los bambúes, los cocoteros y los plataneros contrastan con los tonos azules de los caminos, pabellones y muros. Sólo a Yves Saint Laurent podría ocurrírsele pintar los tiestos y las paredes con acuarelas infantiles, pero el efecto final resulta sorprendente y original.

El antiguo estudio de los hermanos Majorelle es en la actualidad el Museo de Arte Islámico.

Tumbas Saudíes

Tumbas SaudíesEs uno de los lugares más visitados del país. Antiguamente sólo se podía llegar a ellas a través de la mezquita adyacente, por lo que se conservaron en excelente estado hasta que fueron redescubiertas y abiertas al público en 1917.

El jardín interior está dominado por dos mausoleos independientes, con más de 100 tumbas decoradas con mosaicos esparcidas a sus alrededores. La estructura principal de las tumbas fue encargada por el sultán Ahmed El Mansour para sí mismo y para su familia y datan del siglo XVI. En total, hay unos 66 miembros de la familia real saudí enterrados aquí junto con numerosos criados y restos de tumbas más antiguas cuya identidad se ha perdido.

Dentro del mausoleo, las tumbas están decoradas con gran riqueza, majestuosos techos en forma de cúpula, escayolas en forma de estalactitas, intrincados tallados y pilares de mármol.

Palacio El Badi

Palacio El Badi MarrakechEste antiguo palacio, cuyo nombre significa “el incomparable”, fue construido por el monarca saudí Ahmed Al Mansour en 1578. En su época llegó a ser uno de los palacios más bellos del mundo, con 360 habitaciones suntuosamente decoradas con mármoles, oro, marfil, ónice, madera de cedro y piedras semipreciosas. Además, contaba con un enorme patio central con estanques, fuentes y jardines a distintos niveles.

En 1696, el sultán alauí Moulay Ismael trasladó la capital del país a Meknes y despojó al palacio de todos los materiales valiosos que lo decoraban, dejando sólo los muros de adobe. Poco queda por tanto de su glorioso pasado y, en la actualidad, las ruinas de las almenas rodean un amplio espacio vacío que una vez ocuparon los jardines y las estancias.

La principal atracción hoy en día es la población de cigüeñas que ha ocupado los restos del edificio. No obstante, todos los veranos, el recinto del palacio vuelve a la vida durante dos semanas con el Festival Nacional de las Artes Populares. En una de las esquinas del recinto se levanta el minbar del siglo XII (cátedra) de la mezquita Koutoubia.

Mezquita Koutoubia

Mezquita KoutoubiaEl minarete de la mezquita Koutoubia es la primera visión que se tiene de Marrakech al acercarse a la ciudad. Construido en el siglo XII, es el edificio más alto de la ciudad y uno de los monumentos más antiguos de la arquitectura clásica marroquí. Cada fachada y arco del minarete es diferente.

Originalmente, el minarete estaba cubierto con escayola y cada nivel estaba pintado con el fin de oscurecer los intrincados tallados de la mampostería. Los intentos de restaurarlo han sido recibidos con protestas, ya que mucha gente cree que la restauración desmerecerá la belleza del edificio.

El diseño del edificio puede ser apreciado en todo su esplendor desde los enormes jardines que rodean la mezquita, que también contienen los restos de un palacio almorávide y las excavaciones de una mezquita más antigua que fue demolida porque no estaba alineada correctamente con La Meca.

Zocos y Tenerías

Zocos y teteríasLos principales zocos se encuentran pasado el arco situado al norte de Jemaa-el-Fna. Aunque a primera vista pueden parecer inabarcables, no resulta tan difícil guiarse por ellos. Cada sección está especializada en un tipo de artículos (chilabas, pantuflas, especias, joyería, etc.). Las lociones y pociones medicinales son muy interesantes, en especial las destinadas a mantener lejos a los jinn (espíritus), responsables de una gran cantidad de males. Incluso si no se tiene la intención de comprar, merece la pena visitar esta zona y dejarse empapar por el ambiente.

Aunque no se pueden comparar con las de Fez, las tenerías de Marrakech, con sus talleres para teñir las pieles de cuero y sus pozas enormes con tintes de colores, merecen también otra visita. Históricamente, los tintes se hacían usando materiales tan diversos como excrementos de paloma o granadas, pero en la actualidad la mayoría utilizan pigmentos químicos. Sin embargo, los procedimientos y materiales utilizados apenas han cambiado desde hace siglos.

Las pieles que se tiñen pertenecen a vacas, cabras o camellos, y tras el proceso de teñido se estiran y se dejan secar. Los trabajadores de las tenerías son en su mayoría artesanos locales que venden sus artículos en los zocos de Marrakech.

Jardines de Menara

Jardines de MenaraCon las montañas del Atlas como telón de fondo, no sorprende que estos jardines sean unos de los lugares más fotografiados de Marruecos. Es también un lugar muy popular para ir de picnic. El mejor momento del día para visitarlos es a última hora de la tarde, cuando la mayoría de los turistas se han ido.

La Menara, construida en el siglo XII por los almohades, fue concebida más como una granja, que como unos jardines. El terreno contiene más de 30.000 olivos alrededor de un magnífico estanque con peces que de vez en cuando se asoman fuera de la superficie para la sorpresa de los visitantes.

El antiguo pabellón (menzeh) fue construido más tarde, en 1870, y desde el balcón del primer piso se disfruta de unas vistas maravillosas de la gran extensión de agua y las montañas en la lejanía.

Museos

Museos centro MarrakechMarrakech tiene varios museos excelentes ubicado en edificios históricos que albergan hermosas colecciones de artesanía local y arte. El Musée Dar Si Saïd (Museo de Marruecos) contiene una exposición oficial de alfombras, tallas, joyas, instrumentos musicales y armas situada en una casa del siglo XIX en la que vivió el chambelán real, Sidi Said

Muy cerca de este museo se encuentra el Musée Tiskiwin, un hermoso riad que contiene una magnífica colección privada de objetos de artesanía local que pertenecieron a un expatriado holandés llamado Bert Flint. Se trata de un pequeño y acogedor museo que, a pesar de que contiene una colección con objetos que parecen seleccionados al azar, tiene mucho encanto.

Situado en el corazón del zoco, el Musée de Marrakech (Museo de Marrakech) ocupa otra mansión restaurada del siglo XIX construida por la familia Menebha y contiene obras de arte, alfombras, joyería, muebles, cerámicas, telas y manuscritos. La visita a este museo se puede combinar con la hermosa Ben Youssef Medersa, una antigua escuela coránica cuyos pasillos y estancias están decorados con estuco, azulejos y madera tallada de cedro.

Un poco más lejos, en la misma calle, se encuentra Koubba el Badiyin, el único vestigio que queda en pie de las edificaciones que levantaron los fundadores de la ciudad, los almorávides.

Marrakech y alrededores. Principales actividades.

Aventura

Buggies en MarruecosYa sea en buggy, en quad o a lomos de un camello, Marrakech ofrece muchas posibilidades de descubrir la magia y el misterio del desierto, así como la oportunidad de visitar los impresionantes paisajes de las montañas nevadas del Atlas. La imponente cordillera entre el mar y el desierto atrae cada vez más aficionados al senderismo, la caza, la pesca y el rafting.

Salud

El bienestar es una parte integrante de la ciudad y ofrece hammams, centros de relajación, balneoterapia, fitness, saunas, piscinas y spas. Más de 6.000 m2 están dedicados al bienestar y a la salud.

Golf

La ciudad ofrece campos de golf de gran calidad. Desde la apertura en 1.923 del Royal Golf de Marrakech, se han ido abriendo sucesivamente otros campos de golf como el Amelkis Golf Marrakech o el golf del Palmeral que ha sido elegido en 2.006, 2.007 y 2.008 el mejor Golf Resort de África por el World Travel Awards.

Todos ellos se encuentran bastante cerca del centro de la ciudad y ofrecen no sólo una gran oportunidad de practicar el golf, sino también una vegetación de lo más variada y unas vistas espectaculares de las montañas.

Otros Deportes

Se pueden practicar todo tipo de deportes en Marrakech y alrededores, incluidos deportes de motor como el motocross, el quad, el buggy o el automovilismo en 4x4, así como equitación, parapente, paracaidismo, escalada o trekking, y todo tipo de deportes acuáticos, como el surf, el windsurf, el jet-ski o el submarinismo.

Esquí

A menos de una hora de Marrakech uno puede deleitarse el los placeres de los deportes de invierno en Oukaïmeden. Con unas 300 hectáreas de superficie esquiable y varios picos de más de 3500 metros de altitud, Oukaïmeden es una de las principales estaciones de esquí del continente africano.

Playa

A menos de dos horas de Marrakech, hay dos centros turísticos costeros donde se puede disfrutar tanto de un buen baño en el océano como de una gran cantidad de historia. La medina de Essaouira está considerada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, y Agadir goza de una larga playa de arena y es famosa por su marisco y por su clima invernal suave y templado.

Compras

Hay muy pocas cosas que uno no pueda encontrar en Marrakech, sobre todo en su zoco o mercado tradicional, el más grande de todo Marruecos. Allí encontramos todo tipo de artesanía, tejidos hechos a mano, productos gastronómicos y especias, así como obras de arte y antigüedades, moda o los mejores muebles artesanos.

Relax

Si se quiere vivir la experiencia más completa de Marrakech, no se puede faltar una visita a un hammam o baño turco tradicional, donde se puede disfrutar de una sesión de exfoliación muy particular, así como de un relajante y estimulante masaje en un decorado típico y singular.

Cultura

Marrakech ofrece innumerables oportunidades de disfrutar de su dinámica vida cultural. Además de los festivales temáticos que se celebran en la ciudad a lo largo de todo el año y que incluyen festivales de teatro, comedia, moda, música y cine, e incluso un festival para niños, un festival de magia y hasta un festival de camellos, Marrakech alberga algunos cabarets y lugares donde se puede disfrutar de música contemporánea en directo, así como multitud de galerías de arte y, de vez en cuando, conciertos de música clásica y de cámara.

Vida nocturna

El surtido de restaurantes y clubs nocturnos de Marrakech es bastante amplio. Se pueden encontrar todo tipo de cocinas internacionales y algunas discotecas muy interesantes, como Pacha, el complejo de vida nocturna más grande de toda África.

Marrakech

Mapa de localización del Riad en Marruecos

 
IKAD Multimedia, S.L.
Facebook del Riad Blog del Riad Belle Epoque

Riad de la Belle Epoque

Dirección: 29, Sidi Bouamar, Quartier Riad Laarouss - Medina (Marruecos)

Email: info@riadbelleepoque.com

Tfno fijo: (00 212) (0) 524 389 824 - Móvil: (00 212) (0) 64 84 76 349